​PPL piensa dedicarse al cultivo de flores luego de salir en libertad
Publicado: 10/14/19 08:08:a. m.

Desde su privación de libertad, Carmelo Medina Bordón estimula el crecimiento de las aromáticas flores que asoman al final del sendero de acceso de la penitenciaría regional de Villarrica. La sede cuenta con programas, espacios y actividades del Ministerio de Justicia que buscan la rehabilitación de los internos y su reincorporación social.

Cumpliendo 11 años y 3 meses de una condena de 20 años, Carmelo (38) afirmó que estando en reclusión encontró un oficio que lo motivó de vuelta para salir adelante. En el 2008 se apuntó a un curso de jardinería y floristería dictado por el Servicio Nacional de Promoción Profesional (SNPP).

Contó de su experiencia relatando que de muy joven se marchó en búsqueda de trabajo a la Argentina para hacer changas como jardinero callejero. “Me contrataban para los cuidados del jardín, siempre la clientela me pedía que les cultive flores; esa era la manera de ganar mi dinero. Me gustan mucho algunas especies como labios de señorita, raido sombrero, guisófilas y las rosas, que son una de las más populares y manejo los secretos de su injerto… pero tengo más de 30 especies”, afirmó.

A lo largo de “El jardín de Carmelo” como reza el letrero propio, el colorido espacio expone además diversidad de crotos y helechos que adornan el penal.

Para Carmelo los tiempos han cambiado. Hoy se levanta temprano, piensa diferente. “Aprendí que sí puedo. Me gustaría que esto fuera mi negocio también mañana, pues no necesito de mucho dinero para la inversión y el recupero es inmediato. Es solo ser responsable”, concluyó el interno.


Compartir esta noticia


Últimas Noticias Publicadas