Con producción de 180 aves mensuales, desarrollan proyecto avícola comercial en penal de Emboscada
Publicado: 09/30/22 06:20:a. m.

El proyecto avícola de la Granja Penitenciaria Itá Porã en Emboscada promedia una producción de 100 polluelos gallinas, 50 crías de codorniz y 30 crías de pato al mes con modalidad de venta, en el marco de un programa de rehabilitación y reinserción social que tiene la participación de tres personas privadas de libertad (PPL).


Como proyecto, se lleva trabajando cuatro años mediante la coordinación de reinserción social de la granja penitenciaria con anuencia de la Dirección de Bienestar y Reinserción Social del Ministerio de Justicia. Este año se espera una mayor optimización en la producción con un trabajo que está activo los 365 días.


Para lograr las mejoras, han sido obtenidas dos incubadoras de huevos, que actualmente permiten que en el establecimiento se realice incubación artificial, aparatos que brindan el espacio adecuado y controlado para la obtención de un promedio de 120 polluelos de gallina en total, con un periodo de incubación de 20 a 22 días para la eclosión.


Se apunta a obtener un porcentaje de ganancias en la venta de lo producido, tanto de huevos, polluelos, las aves mismas, así como la carne. Una de las PPL que viene realizando esta actividad hace mucho tiempo, ya ingresó con el conocimiento avícola al penal, que lo utilizó para orientar a sus compañeros.


Se vende 50 % de la producción a comercios locales y a la antigua penitenciaria regional, así como a particulares de la zona, todo gestionado por los propios internos, con el apoyo de la dirección y el coordinador de Reinserción Gustavo Argaña. El remanente, se destina para seguir fortaleciendo la producción.


Trabajo específico
Las PPL que se dedican a la avicultura arrancan apenas sale el sol, entre 6 a 8 horas diarias. La tarea es incesante y pasa por planificar, organizar y realizar trabajos de reproducción y crianza de gallinas caseras (cría de polluelos para venta y posterior aprovechamiento de su carne), ponedoras (para venta de huevos y aprovechamiento de su carne), patos (para venta de huevos y aprovechamiento de su carne), así como codorniz (para venta de huevos y de polluelos).


Se hace necesaria la distribución de los trabajos en alimentar y suministrar lo necesario para mantener los niveles adecuados de nutrición y el estado de salud de las aves. Facilitar la reproducción y la incubación de los huevos, prestando atención en todo momento de la temperatura, la humedad, la ventilación y el giro de los huevos ya depositados en la incubadora.


En otro momento, se examina a las aves para detectar enfermedades, lesiones o padecimientos. Hay sumo cuidado para mezclar los alimentos y aditivos. Asimismo, hay que llenar los recipientes de agua y vacunar a las aves. Luego ya, sacrificarlas para la obtención de carne y, recolectar, almacenar y envasar los huevos para la entrega y venta en los comercios locales, así como a particulares.


Compartir esta noticia


Últimas Noticias Publicadas