​Silvia Gómez: “Yo cambié en el encierro y tendré un futuro mejor”
Publicado: 11/11/19 11:22:a. m.

Privada de libertad, adquirió la profesión de peluquera aprovechando los cursos de una serie de programas de capacitación que el Ministerio de Justicia junto a otras instituciones implementa para la reinserción social de las personas privadas de libertad (PPL). El sueño de su peluquería propia está tan cerca como una nueva vida.

Se trata de una segunda oportunidad para Silvia Luisa Gómez (47) quien sostiene el secador en mano para moldear los cabellos de una clienta compañera de celda, en una peluquería montada en la granja con sistema de semi-libertad “Hogar Nueva Oportunidad” donde lleva diez días. Estuvo durante cinco años y cuatro meses en el Buen Pastor, pues cuenta con una condena de ocho años.

Con arrepentimiento y voluntad, Silvia confesó que pudo recuperar a su familia. “Por primera vez tengo ésta profesión y mediante eso no voy a tener necesidad de depender de otros. Y lo mejor, haber recuperado el amor de mis hijos a quienes no veía hace cinco años. Yo cambié en el encierro y ahora tendré un futuro mejor”, afirma con mucha seguridad.

Apoyada por su hermana, abrirá su salón de belleza en Ñemby donde tiene previsto dar trabajo a sus amigas privadas de libertad, una vez que abandonen el centro penitenciario.

Así se perfila el futuro para ella, quien nunca tuvo oportunidad de estudiar y trabajó en servicio doméstico. Pero durante el tiempo permanecido en el Buen Pastor, se graduó en Peluquería, Cosmetología, Manicura y Pedicura en Rommy Academia, en el Ministerio de Educación y en el Servicio Nacional de Promoción Profesional (SNPP); allí empezó a adquirir sus herramientas de trabajo vendiendo hielo y minutas y, hacerse de su primera clientela con que fue afianzándose con más optimismo hacia un mañana.


Temas / Categorías
No hay Temas

Compartir esta noticia


Últimas Noticias Publicadas