​“No hay felicidad que se compare a ese ritual del saludo de quien recuperó su libertad y dice gracias por todas las atenciones”
Publicado: 11/05/20 08:58:a. m.

José Jacquet García (50) es el responsable de haber facilitado el proceso de reinserción de unas 230 personas privadas de libertad (PPL) desde que se habilitó la Granja penitenciaria Ko’ê Pyahu en el Barrio Tacumbú. Viene del mundo empresarial, pero asegura que en estos 24 años de servicio en el Ministerio de Justicia “no hay felicidad que se compare a ese ritual del saludo de quien recuperó su libertad y dice gracias por todas las atenciones”.

A primera hora de la mañana está organizado todo para activar trabajos con 26 PPL en sus módulos particulares que les reportan ganancias y beneficios en sus condenas. Hace asesorías técnicas para huertas ecológicas, viveros forestales nativos, frutales y ornamentales, producción de huevos de codorniz, cría de conejos, lechones y tilapia y, consejos en reparación mecánica de automotriz y servicio de lavandería. Eficiente con los tiempos, les facilita el traslado de insumos, busca oportunidades de carreras universitarias, organiza jornadas de extramuros para remozados de plazas al igual que oficia de chofer para comparecencias o visitas al médico y hasta hace las veces de consejero espiritual.

José comenta que la motivación y la voluntad que ponen de manifiesto las PPL son un estímulo para que intente mejorar cada día. “Yo siento la respuesta recíproca por parte de las PPL, llevan buena conducta, estudian o se ocupan en algún trabajo y detrás de todo agradecen el tiempo dedicado”.

En medio de sus experiencias vividas, el destacado comparte una en especial que le marca profundas huellas: “No hay felicidad que se compare a ese ritual del saludo de quien está por recuperar su libertad plena y dice gracias por todas las atenciones”. Cada vez que llega la alegría del último día de una PPL, José les anima: “Ahora salís a empezar otra vida, volverás a tu casa para el asado en familia, o jugar con tus hijos y estará a la puerta alguien que te espere”.

Su preocupación es darles dignidad como ser humano a las PPL, con una actividad productiva para ganar dinero limpio y tiene un mensaje claro para la gente que opina sin más: “Todos cometemos errores; la sociedad quiere que las PPL sufran, pero con eso no se soluciona, no se recupera, solo se agrava”.

Jacquet se incorporó al Ministerio de Justicia en 1996, realizando algunos proyectos penitenciarios en el Viceministerio de Justicia y transcurriendo el 2000, se sumó a la naciente Granja Ko'ê Pyahu como técnico productivo.

Actualmente, es coordinador de Reinserción Social y miembro del Organismo Técnico Criminológico (OTC). Egresó como Ingeniero Agrónomo de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Asunción con especialización en economía y proyectos rurales y se dedicó a consultorías privadas tiempo atrás.


Temas / Categorías
No hay Temas

Compartir esta noticia


Últimas Noticias Publicadas