“Conozco MPL que recuperaron la libertad y volvieron a la vida; algunas aprendieron un oficio, escribieron libros o abrieron un negocio”
Publicado: 09/10/20 09:18:a. m.

Nelsi Centurión de Merhi lleva casi 20 años de entrega como agente penitenciaria y hoy desde su labor de Enlace de Reinserción del Centro Penitenciario para Mujeres “Casa del Buen Pastor", asume el desafío de quitar de la marginalidad social a mujeres privadas de libertad (MPL). La funcionaria destacada es además educadora, técnica en enfermería, química farmacéutica, estudiante de derecho y cuenta con una larga trayectoria en el Ministerio de Justicia.

De las muchas historias anónimas que marcan la dimensión del servicio público, Nelsi es una agente penitenciaria digna de destacar por la dedicación a su trabajo. “El amor es el combustible que tengo para trabajar, trato de aportar un poco de luz a las MPL que han sido excluidas de la sociedad ya antes de ingresar al sistema penitenciario para que puedan tener un futuro cuando salgan”, dice Centurión, quien afirma que del Buen Pastor muchas mujeres recuperaron la libertad y hoy se dedican al oficio que aprendieron en el lugar, escriben libros o inician un emprendimiento.

Con 47 años de edad ha recorrido varias dependencias; le cupo desempeñarse como portera, asistente de mesa de entrada, encargada de farmacia y jefa del departamento de Asistencia y Tratamiento, siendo asignada a trabajar en el Centro Penitenciario para mujeres “Juana María de Lara”, la Penitenciaría Regional de Ciudad del Este y el Centro Penitenciario para Mujeres “Casa del Buen Pastor", actualmente. De este último, es miembro del Organismo Técnico Criminológico (OTC) y Agente de Enlace de la Dirección de Bienestar y Reinserción Social.

“La educación y el trabajo son las claves para las verdaderas oportunidades de éxito. Un adicto, por ejemplo, necesita primeramente tratamiento, luego capacitación para el trabajo; es por eso que tratamos de brindarles la contención necesaria”, enfatiza Nelsi. A su cargo está el monitoreo de todas las actividades de las MPL, control de buenos hábitos y disciplina y, organización y logística de capacitaciones de carreras universitarias y de extensión, cursos de inglés, campañas, programas de alfabetización y educación básica y, 3 talleres de costura con apoyo de empresas, fundaciones internacionales y organizaciones humanitarias. Se beneficia el 80% de la población conformada por 359 MPL.

Nelsi se levanta con ánimo, se enfunda el uniforme de agente penitenciaria y a las 07:00 horas está a la puerta del penal, aunque no sabe a qué hora regresará a su casa. Resalta el tiempo que les lleva trabajar con las MPL. “Los policías capturan y después se nos remite, para ellos es corto el tiempo, pero el nuestro puede ser hasta de 40 años y, sabemos que algún día saldrán y deben ser otras personas para entonces”, afirma al momento de agregar que “muchas salen a la calle con otra oportunidad, preparadas para emprender algo en su vida. Conozco varias ex MPL que volvieron a la vida; algunas aprendieron un oficio, escribieron libros, abrieron un negocio, recuperaron su familia y volvieron a sonreír", concluyó la servidora destacada del Ministerio de Justicia.


Temas / Categorías
No hay Temas

Compartir esta noticia


Últimas Noticias Publicadas